Comida con el delegado de Benito Juárez, Christian Von Roehrich